Se define como uno de los pilares básicos que dispone la medicina para curar, prevenir, y readaptar a los pacientes.

Engloba un conjunto de técnicas que junto a la aplicación de agentes físicos curan, previenen, recuperan y readaptan a los pacientes que necesiten recibir tratamiento físico.

La Terapia Manual es la principal herramienta del fisioterapeuta para desarrollar su tarea: movilizaciones, masoterapia, terapia manual del abdomen, técnica de fibrolisis diacutánea…

También nos ayudamos de agentes físicos como la electroterapia, termoterapia, crioterapia…

Siempre nuestros tratamientos se complementan con ejercicios y consejos sobre las actividades y hábitos de nuestros pacientes, para poder garantizar los mejores resultados.